terapias profesionales  
agregar a favoritos
acceso profesionales
quienes somos

contacto

     
 
 
VOLVER
24.03.2011 por Lic. Emilio Vignes, Dr. Gustavo Narinsky
Ataque de Pnico

El Ataque de Pánico es un episodio que dura como máximo 25 minutos, cuando este episodio se repite en varias oportunidades y la persona teme que vuelva a aparecer se da origen al Trastorno de Angustia. Brindamos en este apartado, información en texto y video y hacia el final un sencillo Test orientativo.


Antes de describir el Ataque de Pánico queremos expresar a los lectores la magnitud epidémica del fenómeno que es mayor a lo que se percibe y esto se debe fundamentalmente a que a las personas que lo padecen les da vergüenza contarlo a los demás y pedir ayuda, solo lo hacen cuando su desesperación los fuerza a ello.

 

Para entender el Ataque de Pánico hay que comprender en primer lugar que es un fenómeno que ocurre en el cuerpo y en la mente simultáneamente. El síntoma orgánico fundamental es la taquicardia, se acelera el latido del corazón. Alrededor de este síntoma central vienen otros síntomas orgánicos que pueden variar de persona a persona, en la mayoría sigue una dificultad para respirar, la respiración se vuelve entrecortada y el individuo siente que se ahoga, que no puede llenar los pulmones. Con estos dos síntomas corporales se dispara el componente psicológico del ataque de pánico, la persona empieza a sentir que algo malo le va a ocurrir, cree que va a desmayarse, que le va a reventar el corazón, que va a morir. Estos pensamientos aumentan, dada su gravedad, el ritmo cardíaco aumenta y la respiración se hace más entrecortada aun. Al agravarse estos síntomas la persona confirma su idea de que algo malo va a ocurrirle lo que acelera aun más el corazón y la persona entra en el momento más intenso del ataque de pánico. Aparecen síntomas orgánicos secundarios en algunas personas como mareos, sensación de perdida del equilibrio, vértigo, sudoración, náuseas, en los casos más severos puede tornarse borrosa la visión y la audición verse disminuida, como si los ruidos se alejaran, provocando un efecto de desrealidad, es decir la sensación de no estar en ese lugar que atemoriza tanto a quienes lo padecen. La persona se avergüenza de lo que le pasa, quiere escapar sin que los demás sepan la razón. Llega un momento que la ansiedad toca su pico más alto y empieza a bajar, la persona se tranquiliza lentamente y el ataque de pánico concluye. La persona queda sensibilizada después del ataque y con un gran temor a que le vuelva a ocurrir, muchas veces concurren al medico clínico para que les ordene un análisis del corazón, o de sus signos vitales, los análisis les suelen dar bien pero el problema continúa. La mayor parte de las personas que sufren Ataque de Pánico desarrollan también agorafobia. Esta palabra originalmente remite al temor a los espacios públicos y abiertos, pero en realidad para ser más específico, se utiliza, en la actualidad, para describir el temor de la persona a estar en cualquier situación en la que pueda ocurrirle el ataque de pánico y de la cual no le sea fácil escapar o en la que no pueda pedir ayuda. Por esta razón las personas que sufren ataque de pánico con agorafobia evitan sistemáticamente viajar en colectivos, trenes, subterráneos, lugares donde la persona no puede salir en cualquier momento; evitan también los lugares donde haya mucha gente, potenciales testigos del sufrimiento, o prefieren salir con personas que ya conocen su problema y pueden ayudarlos en todo caso. O en los casos más severos deciden no salir de sus casas por completo. Cuando estos problemas se dejan estar, la persona que los padece empieza a aislarse de su núcleo social, puede perder el trabajo, la pérdida de relaciones sociales y de ingresos económicos pueden traerle como consecuencia una depresión, que, con el tiempo, aumentará las posibilidades de que ocurran más ataques de pánico. Las personas con esta enfermedad deben tratarse cuanto antes. El tratamiento recomendado es la psicoterapia cognitiva y en algunos casos es necesario combinar con  medicación apropiada, a veces un antidepresivo, a veces un ansiolítico o ambos a la vez. Pero el componente principal del tratamiento es la psicoterapia y la concreción de cambios de hábitos de vida, que permitan modificar los niveles generales de ansiedad. Los tratamientos cognitivos de esta enfermedad suelen ser breves y muy efectivos con trastornos que no llevan demasiado tiempo instalados y cuando no hay otras patologías psicológicas o psiquiátricas asociadas. Cuando el trastorno lleva más de 5 años instalado el tratamiento es más largo y complicado y la tendenica a la cronicidad es más alta. Por lo que cuanot antes se de inciio al tratamiento, mejor será la evolución del problema. 

¿Por qué sufro estos ataques de miedo o ansiedad? ¿Serán crisis de pánico? El siguiente test le servirá para orientarse acerca de la necesidad de solicitar ayuda profesional.

 

¿Siente ataques súbitos de miedo o desesperación sin motivo, que alcanzan su pico máximo en los primeros 10 o 15 minutos? Si su respuesta es afirmativa, lea el siguiente listado y verifique si ha sufrido algunos de los siguientes síntomas durante las crisis: 

 

Siento dolor en el pecho o que el corazón me late apresuradamente.

Se me hace difícil respirar o siento sofocación.

Me siento mareado, inestable.

Siento que me voy a desmayar.

Siento como un dolor en el estómago o deseos de vomitar.

Siento que me atraganto, o como si tuviera un nudo en la garganta.

Sufro temblores, estremecimientos u hormigueos.

Transpiro mucho, siento escalofríos.

Me siento fuera de control.

Me invade una sensación de irrealidad.

Tengo mucho miedo de morir o de perder la razón.

 

Si se identificó con tres o más de estos síntomas, puede que padezca de Trastorno de Pánico.

 


 

Tratamientos Recomendados:

 

-Psicoterapia (en este orden): Cognitiva-conductual, Técnicas de Relajacion, MindfullnesEMDR, aunque se utilizan las demas escuelas psicoterapéuticas con diferentes abordajes.

 

-Psicofarmacología: por lo general requiere de ayuda farmacológica.

     
     
 
 
Este sitio web es un dispositivo que posibilita la divulgación de conocimiento especializado.
El contenido de los artículos aquí publicados es responsabilidad exclusiva de sus autores.

Todos los derechos reservados © 2010 terapiasprofesionales.com Articulos Profesionales Tipos de Terapias Consultorio OnlineBuscador de Profesionales Test y Autoconocimiento Contacto
 
Epi
 
Crida