terapias profesionales  
agregar a favoritos
acceso profesionales
quienes somos

contacto

     
 
 
VOLVER
12.09.2011 por Lic. MARIA ALEJANDRA MADORMO
ANOREXIA-BULIMIA- ¿Hambre de Amor?

La creciente incidencia de anorexia-bulimia en los últimos treinta años y las
dificultades para llevar a cabo un tratamiento exitoso, constituyen un desafío
para la comunidad profesional dedicada a su atención.

Al igual que la histeria, la anorexia se inscribe en el cuerpo, pero en este caso con consecuencias desestructurantes y destructivas para la salud e incluso la vida del sujeto.

El conocimiento de esta afección es muy antiguo y ya hay referencias en Hipócrates y Galeno sobre anorexia y de la bulimia en el Talmud, así como también sobre prácticas de teresa de Ávila con una rama de olivo para inducirse el vómito.

A fines de la década del sesenta y de los aportes del psicoanálisis, se empiezan a pensar sus mecanismos psíquicos y a considerarlo como una verdadera epidemia, particularmente afectando adolescentes de sexo femenino.

El punto de vista médico nos dará los elementos diagnósticos de la anorexia, considerada una negación a la ingesta de alimentos, una falta de apetito a veces como un no absoluto, y otras como una pérdida de apetito por falta de placer en la ingestión.

Su polo opuesto es la bulimia, que consiste en una desesperación por comer, un hambre voraz que busca su saciedad. Y el consecuente vomito posterior  a la ingesta, todo lo incorporado de esa manera compulsiva, debe ser devuelto, no alojado en el cuerpo propio.

El conjunto de signos habla de amenorrea, vómitos, pérdida de peso, retracción de encías, modificación de las formas corporales llegando hasta la delgadez cadavérica, acompañándose del sentimiento de “estar gordos”.

En las primeras entrevistas, hay un acentuamiento sobre el ser en el discurso: “soy bulímica, “soy anoréxica”, acompañado de la decepción por el fracaso de todos los tratamientos anteriores, habiendo recorrido numerosos consultorios de nutrición y hecho un acopio en relación a los conocimientos sobre diversas dietas y valores calóricos.

Los “desórdenes de la alimentación”, según un trabajo publicado en la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine, en abril de 1999, considerando como tales la anorexia y la bulimia, afectan a cinco millones de americanos por año. La mortalidad asociada a la anorexia nerviosa es doce veces mayor que la esperada para la población general de la misma edad.

Naturalmente, es imposible comer con repugnancia y placer al mismo tiempo. El hombre transforma todo lo animal en humano, en él, los instintos más primarios como la alimentación, están trastocados, dejan de ser instinto para convertirse en deseo-Comer deja de ser el acto de alimentarse para pasar a ser un acto más desde donde el sujeto nos habla de su deseo, y es porque habitamos el lenguaje que nada de lo humano está fuera  del deseo: ni comer, ni dormir, ni incluso, morir. Y no sólo comer dejará de ser una necesidad sino que también dormir, por ejemplo, no podemos hablar  de la necesidad de comer o la necesidad de dormir, sino que por ser seres hablantes estaremos condenados a ser seres deseantes, y así hablaremos del deseo de comer, del deseo de dormir,  y por lo tanto cuando se trate de un trastorno, en este caso, alimenticio, será  un trastorno del deseo.

Los pacientes que padecen de Anorexia o de Bulimia, son pacientes muy particulares, donde, mas allá de su dificultad con el “objeto” comida, el conflicto fundamental, de base, está en un atrapamiento entre el odio y el amor, que, como tal,  permanece inconsciente, para el sujeto,  así el paciente, (hablamos de “el” paciente genéricamente) sólo tiene registro de sus ambivalencias afectivas, habitualmente se desempeñan bien en sus tareas, son buenos estudiantes , o buenos trabajadores, pero tienen intensas dificultades en las relaciones sociales, todo vinculo de amor estará teñido de
rencor, con un sentimiento fuerte de soledad, atribuido a la falta de cariño
del otro, la queja habitual, oída en el consultorio, es :  “no me quieren lo suficiente.”

Esta demanda “ por todo” en cuanto a lo afectivo, hace que en su relación con la comida se manifieste:  a la inversa, en el caso de la anorexia, demanda “ por nada”, y en casos extremos sólo llegan a ingerir líquidos por ejemplo, durante el día, y a realizar intensa actividad física. Y   por otro lado, en la Bulimia, tenemos la actitud “devoradora” de  “comerse todo” en un  segundo, para que luego la culpa la lleve al vomito, al uso de laxantes, para “desembarazarse” de todo lo que ingirió de más.

Como vemos, en ambas patologías, que si bien tienen una clínica diferenciada muchas veces aparecen combinadas en los pacientes, ambas están en relación al amor.

¿Y por que la comida?

Porque desde que nacemos el amor está vinculado a ella, ya que el bebé, que nace prematuro  e insuficiente para alimentarse  por sí mismo, dependerá de un  Otro, la madre, para satisfacer su hambre. Y desde la primera succión, el hambre quedó ligado al amor, ya que allí, en ese acto,
su gratitud hacia ella, la madre, que lo alimentó, será por siempre. El ser
humano desde que nace, está enlazado al otro, `por amor, y ese lazo lo constituye el hecho de que ese otro, sea la madre, sea la persona que lo cuida, satisfaga sus necesidades (hambre, frio, sueño)

Es por ello, imprescindible, que junto al tratamiento médico y nutricionista, este tipo de pacientes  reciban también,  un tratamiento psicoanalítico, en tanto, por lo que acabamos de exponer, si no resuelven su conflicto fundamental, y éste es un conflicto afectivo, los demás tratamientos no llegarán a ser del todo efectivos, siendo el paciente susceptible de recurrencias, que en ciertos casos, llevarán a la gravedad del cuadro.

La propuesta  que hace el Psicoanálisis, un lugar donde la escucha, sea diferente,  para que el paciente despliegue su decir, hable de su dolor, de su malestar, para que comience a hablar de lo que padece, en lugar de “padecer” en cuerpo.

Lic., Alejandra Madormo

Psicóloga- Psicoanalista

Especialista en Patologías Alimentarias

     
     
Comentarios
 
Enviado por Lorena - 15.07.2012 - 19:17 hs
Me parecio muy interesante el articulo, que otra bibliografia puedo leer.? Gracias Lic. Demitti
 
 
 
Agrega tu Comentario
 
 
 
 
Este sitio web es un dispositivo que posibilita la divulgación de conocimiento especializado.
El contenido de los artículos aquí publicados es responsabilidad exclusiva de sus autores.

Todos los derechos reservados © 2010 terapiasprofesionales.com Articulos Profesionales Tipos de Terapias Consultorio OnlineBuscador de Profesionales Test y Autoconocimiento Contacto
 
Para publicar un articulo ud debe estar registrado en nuestra base de profesionales.

Registrese
 
Si usted ya esta registrado
Ingrese Aqui
 
Epi
 
Consultorio Lanus Aviso alquiler
 
caballito Aviso Alquiler Consultorio
 
Subir Articulo